A solo horas de triunfo de Macri: “La Nación” pide amnistía para represores de la dictadura

la_nacion_edi

Tanto políticos como periodistas del propio diario han manifestado su desacuerdo con lo expresado en el editorial. Foto: @dmbatlle

Caracas, 23 Nov. AVN.- Tras el polémico editorial “No más venganza” publicado por el diario argentino La Nación, amplio impulsador de la candidatura del recién electo presidente Mauricio Macri, las redes sociales se han volcado a repudiar la negación, expresada este lunes por dicho medio, de las violaciones a los derechos fundamentales de miles de personas durante la dictadura de la década de 1970 y 1980.

En virtud de su respaldo incuestionable a Macri, integrantes de sectores conservadores argentino, La Nación no esperó 24 horas pasado el triunfo electoral para poner sobre la mesa su postura acerca de lo que espera sea el nuevo gobierno, la nueva etapa, “el cambio” al que tanto nombraron durante la campaña, pero del que aún nadie podría decir concretamente cómo se logrará.

Tanto políticos como periodistas del propio diario han manifestado su desacuerdo con lo expresado en el editorial, el cual considera “la elección de un nuevo gobierno” como el “momento propicio para terminar con las mentiras sobre los años 70 y las actuales violaciones de los derechos humanos”, sugiriendo que su candidatura, la que el medio apoyó militantemente, estará de acuerdo con ofrecer amnistía a los responsables de la época más oscura vivida por el país sureño.

Por lo que indica el texto, para la directiva del diario, el llamado de atención desesperado de las madres y abuelas de Plaza de Mayo –quienes tras décadas mantienen la esperanza de encontrar al menos unos restos que llorar y sepultar dignamente y que fueron reivindicadas por el kirchnerismo con el curso de los proceso judiciales correspondientes y la aprobación de la Ley para prohibir los indultos, amnistías y conmutación de penas a culpables de delitos de lesa humanidad–, es toda una exageración.

Justifica su postura alegando que “los trágicos hechos de la década del setenta han sido tamizados por la izquierda ideológicamente comprometida con los grupos terroristas que asesinaron aquí con armas, bombas e integración celular de la que en nada se diferencian quienes provocaron el viernes 13, en París, la conmoción que sacudió al mundo”, igualando a los opositores políticos de la dictadura con los terroristas del autodenominado Estado Islámico.

Mostrando la profunda oscuridad del terrorismo de Estado, que La Nación prácticamente justifica por la actividad de tratarse de “rebeldes”, el principal cabecilla de la dictadura, el general Jorge Videla confesó en 2001: “No había otra manera. Había que desaparecerlos. Es lo que enseñaban los manuales de la represión en Argelia, en Vietnam. Todos estuvimos de acuerdo. ¿Dar a conocer dónde están los restos? ¿Pero, qué es lo que podemos señalar? ¿El mar, el Río de la Plata, el Riachuelo? Se pensó en su momento dar a conocer las listas. Pero luego se planteó ‘Si se dan por muertos, enseguida vienen las preguntas que no se pueden responder: quién mató, dónde, cómo…'”.

Cómo señalaba el dictador, sería prácticamente imposible precisar cuántas vidas fueron aniquiladas tras aquél régimen –que por demás respondía a la estrategia norteamericana denominada Plan Cóndor, por la que se instituyeron gobiernos represores en Latinoamérica para acabar con el peligro del comunismo–, pues las listas oficiales que hablan de 8.000 asesinatos, evidentemente no incluyen las incontables personas que Videla y sus compañeros, como a su estilo hace La Nación ahora, intentaron hacer quedar en el olvido.

AVN 23/11/2015 19:51

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.