Crisis: en Estados Unidos, migrantes latinoamericanos no cuentan con representación legal ni inserción social

index

Marcela Belchior

Actualmente, cerca de 1,5 millón de guatemaltecos, entre mujeres, hombres y niños, viven en Estados Unidos y en otras partes del mundo. Económicamente, ese número representa alrededor del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) del país centroamericano, generando una laguna en la recaudación. Tratándose de la cuestión social, la migración guatemalteca sin apoyo institucional ni medios legales de inserción en territorio estadounidense se traduce en una crisis humanitaria. Para discutir el asunto, la Alianza Nacional de Comunidades de América Latina y El Caribe (NALACC, por su sigla en inglés) estuvo recientemente en Guatemala e hizo recomendaciones sobre el tratamiento de los inmigrantes.

Durante la II Jornada de Incidencia Regional, la Alianza se reunió con parlamentarios, empresarios y otros representantes de la sociedad civil en lo que respecta a la atención del problema, especialmente, cuando se trata del niño migrante no acompañado. En la ocasión, Jean Paul Briere, presidente de la Comisión del Migrante del Congreso Nacional de Guatemala, invitó a la Alianza a ser parte de la Mesa de Discusión sobre Migración, Desarrollo y Derechos Humanos del Parlamento. Además, los representantes parlamentarios y líderes de la NALACC acordaron establecer una comunicación continua para enriquecer las iniciativas de ley relacionadas con la temática.

2014_09_migrantes_crise1_sipse

José Luis Gutiérrez, director asociado de la NALACC, recomendó que las autoridades deberían estar preparadas para gobernar dentro y fuera de su extensión territorial. “Debemos tener presente que los derechos humanos no expiran cuando emigramos”, destacó el dirigente, analizando la estructura del Consejo Nacional de Migrantes de Guatemala (CONAMIGUA).

La delegación visitante mostró su preocupación en relación con la asesoría legal a niños y adolescentes que han sido retenidos por las autoridades estadounidenses. En esas circunstancias, los jóvenes necesitan comparecer ante un juez y, posteriormente, ante una Corte. Sin embargo, no hay abogados suficientes para acompañar a todos los casos de manera adecuada. Según la NALACC, aproximadamente 17 mil guatemaltecos/as podrán ser deportados/as en los próximos meses por no contar con representación legal.

“Es fundamental que las autoridades guatemaltecas faciliten abogados en las ciudades de mayor tránsito de niños y de niñas, para que tengan una oportunidad de reunirse con sus familiares; hasta el momento ese aspecto ha sido atendido por las organizaciones en Estados Unidos, pero no dan abasto”, declaró Sergio Sosa, director ejecutivo de la Heartland Workers, organización social por la promoción de la calidad de vida del inmigrante latino en Estados Unidos, con sede en la ciudad de Omaha, Estado de Nebraska.

Otro asunto que merece la atención del Gobierno de Guatemala es la necesidad de desarrollar una política de emprendimiento económico para que todos los jóvenes, hombres y mujeres, que retornan al territorio guatemalteco, puedan ser reincorporados a la vida productiva del país. “En la actualidad todos los deportados no cuentan con oportunidades laborales dignas ni programas crediticios para que prosperen en sus propias comunidades”, destacó Edgar Ayala, coordinador del Comité de Acción Guatemalteca en la Bahía de San Francisco (BAGUA, por su sigla en inglés).

“El Estado de Guatemala debe enfrentar con urgencia las causas estructurales de la migración de niños y de niñas hacia Estados Unidos, entre las que se destacan la violencia y la criminalidad en sus comunidades de origen, así como la falta de oportunidades dignas de desarrollo económico”, agregó Ayala.

Números de la inmigración

2014_09_migrantes_crise3_esinembargo.mx

De acuerdo con la NALACC, en los últimos años, el gobierno estadounidense viene incrementando el número de deportaciones, registrando entre 1,2 mil y 1,4 mil deportaciones de inmigrantes ilegales diariamente, principalmente de México, Guatemala, Honduras y El Salvador. En 2011, Estados Unidos registró 7.909 procesos judiciales acerca del tema, de los cuales 3.969 terminaron en condena.

Hasta el 31 de mayo de este año, el país estadounidense había registrado 46.188 casos de niños y niñas extranjeros que habían migrado por su propia cuenta, siendo 13.282 hondureños, 11.577 mexicanos, 11.479 guatemaltecos y 9.850 salvadoreños.

Traducción: Daniel Barrantes – [email protected]

Adital

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.