Detenida una sospechosa del asesinato del hermano de Kim Jong-un, según la policía

La arrestada iba a salir del país con un pasaporte vietnamitaContinúa el misterio en torno a la muerte de Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder supremo norcoreano, Kim Jong-un, fallecido el lunes en la terminal de vuelos económicos del aeropuerto internacional de Kuala Lumpur. La policía malasia ha anunciado la detención de una mujer en relación con el caso y busca a otros sospechosos, mientras los forenses tratan de establecer las causas de la muerte. Los servicios secretos surcoreanos, según han confirmado los legisladores en Seúl, creen que agentes norcoreanas le envenenaron con un líquido.      La detenida, arrestada en el propio aeropuerto a primeras horas del miércoles, portaba un pasaporte de nacionalidad vietnamita que la identificaba con el nombre de Doan Thi Huong, de 28 años, según un comunicado de la Policía malasia. La mujer fue reconocida a partir de las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia instaladas en el aeropuerto.     Esas imágenes mostraban a una muchacha de pelo largo y rasgos asiáticos, vestida con una minifalda y una camiseta blanca de manga larga sobre la que leen las letras “LOL”.

Como de foto de Kim Jong-Nam, y Kim Jong-Un.
Como de foto de Kim Jong-Nam, y Kim Jong-Un. TOSHIFUMI KITAMURA ED JONES AFP

La Policía malasia ha subrayado que la sospechosa se encontraba sola en el momento de la detención, aunque insiste en que la investigación continúa.

El cuerpo de Kim Jong-nam fue trasladado este miércoles al hospital de Kuala Lumpur para practicarle la autopsia. El diario malasio “The Star” señala que varios funcionarios de la embajada norcoreana se desplazaron al centro médico para supervisar el proceso.

Según la versión proporcionada por la Policía malasia, Kim esperaba a tomar un vuelo hacia Macao cuando alguien se le acercó por detrás y bien con una tela impregnada o bien con un spray le suministró un líquido -otra versión distribuida por una televisión surcoreana habla de una inyección-. Al sentirse mal, pidió ayuda en los mostradores pero falleció poco después, cuando se le trasladaba en ambulancia al hospital de Putrajaya.

Corea del Sur ha celebrado hoy una reunión de emergencia de su consejo de seguridad para analizar las repercusiones del suceso. El presidente en funciones del país, Huang Kyo-chu ha indicado que “si se confirma que la muerte de Kim Jong-nam ha sido obra del régimen norcoreano, eso dejará claramente de relieve la brutalidad y la inhumanidad del régimen de Kim Jong-un”, informa Reuters.

La muerte de Kim Jong-nam se ha producido en vísperas del aniversario, este jueves, del nacimiento de su padre, Kim Jong-il. Jong-nam era fruto de una relación extramatrimonial entre el “Querido Líder” y la actriz Song Hye-rim.

Más tarde contaría en declaraciones a medios y periodistas japoneses que, dado que su padre no quería que se hiciera pública la relación con Song, su infancia fue muy solitaria, con escaso contacto con el exterior. A ese aislamiento forzoso achacaba su temperamento extrovertido y su necesidad de contar con constante compañía.

Durante los años noventa se le consideró el sucesor natural de su padre, y vivió rodeado de todos los lujos que el “reino ermitaño” le podía proporcionar. Aunque todo cambió en 2001, cuando fue sorprendido mientras intentaba entrar en Japón con un pasaporte dominicano falso, a nombre de “Pang Xiong” (“Panda regordete”, en mandarín), para visitar el parque de Disneylandia en Tokio. Ese incidente significó su caída en desgracia y el comienzo del auge de Kim Jong-un.

Para Kim y su familia comenzaba un exilio más o menos forzoso que le llevó a vivir en Pekín, en Macao -donde ha residido la mayor parte del tiempo desde entonces- y otras ciudades del sureste asiático. En la capital china, según los servicios secretos surcoreanos, reside aún su primera mujer y uno de sus hijos. Él estaba asentado, según estas fuentes, con su segunda esposa y otro hijo, Kim Han-sol, en Macao bajo protección china. Pekín ha rechazado confirmar ese extremo.

En sus declaraciones, Jong-nam siempre sostuvo que no tenía ambiciones políticas, un “sine qua non” para tratar de proteger su vida. Pero también se mostró muy crítico con el régimen norcoreano y con el hecho de que su hermano hubiera heredado el poder, como representante de la tercera generación de un sistema autocrático dinástico.

Su supuesta apatía política no evitó que en 2012 los servicios secretos norcoreanos ya planearan asesinarle, según los legisladores en Seúl. Entonces Jong-nam escribió una carta a su hermano, afirman los parlamentarios, para pedir que no se repitieran otros atentados ni contra él ni contra su familia. Según insistía, carecía de ningún tipo de interés en implicarse en conspiraciones políticas. Un año después, Kim Jong-un ordenaba la ejecución de su tío Jang Sok-thaek, con quien Jong-nam mantenía una buena relación.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.