Documental: “La Salida”, cuando los asesinos son los héroes

PC Rapid Repair

En los primeros meses del pasado año 2014 Venezuela fue embargada por jornadas de dolorosa violencia que, de manera focalizada, atentaron contra el orden democráticamente establecido a través del ejercicio de gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Frente a la imposibilidad de ganar a través del ejercicio democrático, ciertos personeros de la oposición fascista se decantaron por las vías que contravienen los principios constitucionales del país, impulsando focos de violencia que dejaron muchas pérdidas materiales, miles de heridos y 43 fallecidos.

A través de un programa de protestas que promovieron María Corina Machado y Leopoldo López conocido como “La Salida” se trató de conducir el malestar y la inconformidad que un sector de la población sentía luego de haber resultado electo el Presidente Obrero.

Sin embargo, el llamado a protestar no era en modo alguno pacífico. El tono de los dirigentes era de épica, de reconquista de una libertad supuestamente limitada. El 23 de enero de 2014, en una rueda de prensa de difusión vía web, tanto Machado como López, protagonizaron un llamado a las calles, buscando crear la atmósfera necesaria para forjar “la salida” del presidente constitucional y legítimamente electo.

Uno y otro, de manera abierta, invitaban al conflicto de calle pues, para ellos ese era el medio para alcanzar sus objetivos. Recordemos que ambos personajes habían participado activamente en el golpe de estado perpetrado contra el Comandante Chávez en abril de 2002, sin olvidar que son parte de los firmantes de la auto proclamación como presidente de Pedro Carmona a través del mismo hecho. Resulta claro que lo propuesto en 2014 no fue una casualidad, ni mucho menos un plan surgido de la improvisación.

El 12 de febrero de 2014 es el día clave en el desarrollo de los hechos. Ese día, al conmemorarse el centenario de la Batalla de la Victoria, el día de la juventud, hubo concentraciones de jóvenes tanto revolucionarios como de oposición. La concentración de la juventud chavista se reunió con el presidente Maduro en La Pastora, mientras que, los opositores, terminaron su marcha arremetiendo contra el Ministerio Público, causando cuantiosos desastres tanto en el edificio del organismo, como en sus adyacencias.

Ese día, cayeron los primeros venezolanos producto de estas olas violentas: Juan Montoya y Bassil Dacosta.

A partir de estos hechos, distintos líderes de la derecha como Antonio Ledezma, Vincenzo Scarano o Daniel Ceballos, así algunas figuras estudiantiles, mostraron su complicidad con la violencia desatada. Todos se habían alineado con una agenda de protestas violentas que llenaba de desastre y caos algunas calles del país.

La escalada de violencia transformó estas protestas en actos de terrorismo que atentaron contra distintas instituciones públicas, impidiendo el libre tránsito y dejando cada vez más venezolanos caídos, haciendo más álgido el clima en las calles.

A medida que se intensificaba la violencia, tanto la derecha fascista, alineada a la agenda de desestabilización como sus jefes políticos, es decir, el gobierno estadounidense, se concentraron en acusar a los funcionarios del orden público de violadores de derechos humanos, tratando de desviar la atención de la protesta violencia, increpando al gobierno bolivariano.

Sin embargo, el gobierno revolucionario, logró desarticular cada uno de los planes de conspiración, dejando en evidencia una y otra vez a los líderes de oposición que se habían hecho cómplices o habían protagonizado la organización de esta violencia.


Lo que Nadie Quiere: Documental sobre las… por lubrio

Pa' la Plaza con Oscar López Rivera

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.