Fascismo en Venezuela: Desenmascarando a la “Peste Parda”

PC Rapid Repair

No al Fascismo

En el año 2013, el presidente venezolano Nicolás Maduro, denunció un rebrote del nazi-fascismo en Venezuela, afirmación que fue catalogada como “exagerada” incluso por algunos sectores de la izquierda internacional, quienes consideraban al fascismo como un problema del pasado, ya superado y enterrado por la historia.

Pero no pasó mucho tiempo cuando los hechos dieron la razón al mandatario, pues comenzaron a verse tanto en Venezuela como en Ucrania y otros países, los síntomas de aquella “peste parda” que asoló a Europa hacen setenta años.

Tras la afirmación de Nicolás Maduro, inmediatamente comenzaron a aparecer argumentos que intentaban desprestigiar la denuncia, se inició en Venezuela toda una polémica sobre lo que es y lo que no es el Fascismo, y de si se podía o no calificar a la oposición venezolana como tal.

Entre los principales argumentos de los grupos de derecha venezolanos, había los siguientes:

  • “El fascismo, según algunas fuentes, solo puede ser ejercido por el estado y por lo tanto la oposición, al no ser gobierno, no puede ser fascista”.
  • “Henrique Capriles (líder de la oposición y quien llamó a la violencia en 2013) no puede ser fascista porque supuestamente es descendiente de judíos”.

Sin embargo, ambos razonamientos son errados, en primer lugar, porque no es cierto que el fascismo solo pueda ser ejercido por el estado, y solo hay que estudiar su origen para demostrarlo.

Contrario a lo que intentan vender los medios alineados con la derecha venezolana, la mayoría de las personas que murieron en el 2014 durante las guarimbas fueron asesinadas por los mismos manifestantes, a través de técnicas como: Colocar guayas en las calles a la altura del cuello para degollar motorizados, regar aceite en la carretera para causar accidentes, disparos desde edificios a policías y civiles, y la utilización de todo tipo de explosivos.

En Italia, esta ideología apareció en 1919, cuando Mussolini, mucho antes de llegar al poder, creó los llamados “Fascios italianos de combate”, grupo también conocido como los “Camisas Negras” que eran sus seguidores incondicionales y quienes lo llevaron al poder ejerciendo la violencia y el terrorismo contra quienes se les opusieran.

Así mismo, en Alemania Hitler creó a los llamados “Camisas Pardas”, grupo paramilitar que hacía exactamente lo mismo que los Fascios, ejercer violencia para coaccionar y lograr el ascenso al poder de su líder.

Entonces, ¿pueden los grupos radicales de la oposición venezolana ser calificados como “Fascistas”?, indudablemente intentan hacer lo mismo que hicieron los Camisas Negras y los Camisas Pardas en sus respectivos países, tomar el poder por la vía violenta.

El fascismo puede definirse de muchas formas, pero básicamente se puede reconocer por las siguientes características:

  1. Los fascistas se creen superiores, ya sea intelectual o genéticamente, al resto de los humanos, y por ello se consideran con el derecho divino de gobernar y decidir sobre las “razas inferiores”, y de exterminar a todo el que se les oponga.
  2. Son sumamente violentos, aunque pueden intentar llegar al poder por las vías legales, pero si no lo logran utilizan la violencia para imponerse.
  3. Usan la mentira como forma de lucha, no les importa si lo que dicen es verdad o no, pues se valen de la tesis de que “una mentira repetida mil veces se vuelve una verdad”.
  4. Convierten a las víctimas en victimarios y se victimizan a sí mismos para justificar sus acciones.

En base a todas estas características, se puede afirmar indudablemente que la oposición venezolana es altamente fascista, solo hay que fijarse en el desprecio con que se refieren a los chavistas, a quienes consideran inferiores y “brutos”.

KKK

Caracas, 2014. Opositores venezolanos protestan con capuchas del Ku Klux Klan, organización que promulga la supremacía racial y que es catalogada como “Fascista” por las agencias de seguridad en EE.UU.

Ejercen la violencia de forma sistemática, intentando con ello coaccionar al gobierno y al pueblo en general para que les entreguen el poder, pues consideran que manejar al país es su derecho divino, sin importar el hecho de que la mayoría de la población los rechaza.

Asesinan personas y luego les achacan esas víctimas al gobierno, se venden como luchadores por la democracia y la libertad cuando en realidad son terroristas y asesinos despiadados.

Basan toda su campaña en la mentira, la calumnia, el engaño y la manipulación, contrario a lo que se espera normalmente de un partido político que es la propuesta de un plan de gobierno mejor que el de su oponente, la oposición venezolana solo aspira ganar votos saboteando las cosas buenas que hagan sus contrarios y manipulando la información para desprestigiarlos.

En cuanto a si Capriles es o no descendiente de judíos no lo sé, pero igual, dadas las características antes mencionadas del Fascismo, puedo asegurar que el estado sionista de Israel es un régimen fascista, lo cual desmiente la tesis de que un judío o descendiente de judíos no puede serlo, ese es otro tema, pero antes de que se me acuse de “antisemita”, como es costumbre hacer con quienes denuncian a Israel, debo decir que hay mucha diferencia entre el antisemitismo y estar en contra del sionismo, muchos judíos también lo están, y eso no los hace antisemitas.

La mejor estrategia contra el fascismo es denunciarlo, no podemos quedarnos callados pues la historia ya demostró que el fascismo no desaparece porque sea ignorado, hay que combatirlo, con la verdad y la ley, enfrentándolo en todos los terrenos en que sea necesario.

Para más información vea:

Por José G. Casa – InformacionAlDesnudo.com

Pa' la Plaza con Oscar López Rivera

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.