Francia también intercepta comunicaciones de forma masiva

El Gobierno de Francia espía las telecomunicaciones que pasan a través de cables submarinos desde 2008 cuando el conservador Nicolás Sarkozy estaba al frente del Palacio del Elíseo, y continuó en el año 2012 con su sucesor François Hollande, según el semanario local “Le Nouvel Observateur”.

Esta información circula una semana después de que el portal de investigación WikiLeaks publicara que la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) espió a los tres últimos presidentes franceses desde 2006 y al menos hasta 2012.
holland3

Lee » EE.UU. niega espionaje de la NSA contra presidentes franceses

El diario local respalda la noticia con declaraciones anónimas de presuntos responsables de inteligencia de la gestión de Sarkozy y la actual, que explicaron que el espionaje francés está a cargo de la Dirección General de Seguridad Exterior (DGSE), la cual posee instaladas estaciones clandestinas en las costas francesas para “escuchar” los datos que transitan por los cables submarinos.
No dejes de leer » Assange a Hollande: No debe esconder el espionaje de EE.UU.

De acuerdo “Le Nouvel Observateur” cuando Hollande llegó al poder legalizó discretamente esas prácticas mediante una ley de espionaje francés, aprobada y modificada el pasado 24 de junio.

Además señala que se sirvió de empresas galas como el teleoperador Orange o del grupo tecnológico Alcatel, que fabrica algunos de esos cables.

DATO » los Ejecutivos han transferido un monto de 700 millones de euros (unos 780 millones de dólares) desde 2008 hasta 2013. Con parte de ese dinero se instalaron estaciones de interceptación de datos en Marsella (sur), Bretaña (oeste) o Normandía (noroeste), indica el diario en su portal.

En 2010, el gobierno parisiense firmó un acuerdo secreto de cooperación con el servicio de espionaje británico GCHQ. “Todo ello explica la sorprendente moderación de Sarkozy y Hollande tras la revelación de que estuvieron escuchados por la NSA”, refiere el diario.

EN CONTEXTO

Los dos últimos presidentes de Francia, Jacques Chirac, Nicolás Sarkozy y el actual mandatario, François Hollande, habrían sido espiados por más de seis años por la Agencia de Seguridad Nacional Estadounidense (NSA, en inglés), según documentos de WikiLeaks.

Los documentos revelan que las comunicaciones de Hollande fueron espiadas cuando pugnaba con la canciller alemana, Ángela Merkel, por el liderazgo de Europa. Además, hay conversaciones sobre la crisis de Grecia y el papel de Francia en el caso palestino.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.