ONU tilda de “racistas” palabras de Trump sobre los países “agujero de mierda”

Los comentarios del presidente respecto a la acogida de inmigrantes de países como El Salvador, Haití o Sudán han desencadenado una oleada de condenas dentro y fuera de EE.UU.

Redacción | Agencias, Barcelona – 12/01/2018

Las declaraciones del presidente de los EE.UU., Donald Trump, calificando de “agujeros de mierda” a países como El Salvador o Haití han generado una airada respuesta tanto dentro como fuera del país. La Oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos calificó hoy de “racistas” los comentarios.

”Estos comentarios del presidente de Estados Unidos son sorprendentes y vergonzosos. Lo siento, pero no pueden ser definidos de otra manera que como racistas”, afirmó en rueda de prensa el portavoz de la Oficina, Rupert Colville.

“¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?”.

Donald Trump  Presidente de EE.UU.

Políticos demócratas y republicanos condenaron hoy los “racistas” y “divisivos” comentarios Trump, quien criticó la llegada de inmigrantes de algunos países. En concreto, Trump dijo: “¿Por qué tenemos a toda esta gente de países (que son un) agujero de mierda viniendo aquí?”. El mandatario reaccionó así cuando dos senadores le plantearon un proyecto de ley migratorio que otorgaría visados a algunos de los ciudadanos de países que han sido retirados recientemente del programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), como El Salvador, Haití, Nicaragua y Sudán.

Trump sugirió entonces que Estados Unidos debería traer a más inmigrantes de países como Noruega, con cuya primera ministra se reunió este miércoles. El periódico Los Ángeles Times asegura que, antes de proferir el insulto, el presidente exclamó: “¿Para qué queremos a haitianos aquí? ¿Para qué queremos a toda esta gente de África aquí?”.

”Los comentarios (del presidente) son desagradables, divisivos, elitistas y contrarrestan los valores de nuestra nación”, consideró en un comunicado la legisladora Mia Love, la primera mujer afroamericana del Partido Republicano en ser elegida para el Congreso y cuyos padres huyeron de Haití en 1973.

Love exigió a Trump que emita inmediatamente una disculpa y defendió a sus padres, a los que consideró la encarnación del “sueño americano” y alabó por “haber trabajado duro, pagado sus impuestos y criado desde la nada a sus hijos para darles todas las oportunidades”.

Dentro del Partido Republicano, también expresaron repulsa el senador por Oklahoma, James Lankford, y el gobernador de Ohio, John Kasich, una figura moderada dentro del partido y que compitió contra Trump en las primarias por la nominación republicana para las elecciones de 2016. “Estados Unidos fue construido sobre la espalda de los inmigrantes de todas partes del mundo. Debemos honrar esa historia, no rechazarla”, señaló Kasich en su perfil de Twitter.

Nada más hacerse públicos los comentarios, numerosos legisladores de la oposición demócrata criticaron al mandatario. En un comunicado, la presidenta del Caucus Hispano del Congreso, la demócrata Michelle Luján Grisham, llamó al resto de legisladores, demócratas y republicanos, a rechazar con fuerza la declaración “vil” de Trump que “erosiona la fibra moral” que une al pueblo estadounidense.

”La declaración del presidente es vergonzosa, abominable, no es una casualidad y merece nuestra más enérgica condena. Debemos usar nuestras voces para garantizar que nuestra nación nunca regrese a los días en que los que la ignorancia, los prejuicios y el racismo dictaban nuestra toma de decisiones”, dijo Luján Grisham.

En el mismo tono se posicionó el congresista demócrata Luis Gutiérrez, uno de los políticos hispanos más combativos en la defensa de los inmigrantes y que ha surgido como uno de los posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2020. “Como estadounidense, me siento avergonzado por el presidente. Sus comentarios son decepcionantes e increíbles, pero no son una sorpresa. Siempre supimos que al presidente Trump no le gusta la gente de ciertos países o personas de ciertos colores”, dijo Gutiérrez en un comunicado. “Ahora -continuó- podemos decir con una confianza del 100% que el presidente es un racista que no comparte los valores consagrados en nuestra Constitución o en nuestra Declaración de Independencia”.

También condenaron los comentarios de Trump numerosas organizaciones defensoras de los inmigrantes como la Coalición pro Derechos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA), que tachó de “inaceptable” la actitud del presidente y consideró que su retórica es “más hiriente” cada día. Además, la asociación haitiana American Haitian Foundation calificó de “ignorantes y racistas” las palabras de Trump.

La Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU), uno de los grupos más importantes de EE.UU. en la defensa de los derechos civiles, consideró que Trump ha sido “honesto” a lo largo del tiempo sobre “el nacionalismo blanco que está tras sus políticas migratorias” y llamó al Congreso a actuar.

Trump ha instado a los legisladores a encontrar una solución para los beneficiarios de DACA antes de marzo, pero condiciona su apoyo a la aprobación de otras duras propuestas migratorias, como acabar con el sistema de reunificación familiar y fondos para su muro con México.

El embajador de Haití en Estados Unidos, Paul Altidor, consideró hoy una “agresión” los comentarios que profirió Trump. El diplomático aseguró a la cadena MSNBC que su Gobierno ha presentado una petición formal al Ejecutivo estadounidense para que explique los comentarios del persidente.

Altidor aseguró que su Gobierno condena “vehementemente” los comentarios de Trump al considerar que están “basados en estereotipos” y, en base a ello, el diplomático añadió contundente: “o el presidente ha sido mal informado o no ha sido bien educado”. El diplomático aseguró que la embajada de Haití en Washington ha recibido quejas de muchos ciudadanos estadounidenses de ascendencia haitiana que piden a Trump que se disculpe.

La Unión Africana ha afirmado a la agencia AP que está “francamente alarmada” por los comentarios de Trump. “Dada la realidad histórica de cuántos africanos llegaron a los Estados Unidos como esclavos, esta afirmación no concuerda con los comportamientos y prácticas aceptadas”, dijo la portavoz de la UA, Ebba Kalondo. “Esto es particularmente sorprendente ya que los Estados Unidos siguen siendo un ejemplo global de cómo la migración dio origen a una nación basada en fuertes valores de diversidad e igualdad de oportunidades”.

El gobernante Congreso Nacional Africano de Sudáfrica calificó los comentarios de Trump como “extremadamente ofensivos”. El vicesecretario general, Jesse Duarte, dijo que los países en desarrollo tienen dificultades, pero Estados Unidos tiene millones de personas sin trabajo o sin atención médica, y “no nos dignamos a hacer comentarios tan despectivos”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.