Puerto Rico: Trabajadores del sector eléctrico protestan contra la privatización

Sindicatos

En la “Cumbre empresa privada y gobierno: socios para el progreso de Puerto Rico”, que se efectúa en un hotel del sector turístico capitalino del Condado, los trabajadores afiliados a la Industria Eléctrica y Riego rechazan la proyectada privatización de la Autoridad de Energía Eléctrica.

El presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (Utier), Ángel Figueroa Jaramillo, advirtió que arreciarán la lucha contra la privatización de las empresas públicas.

El sindicato realiza un paro de 24 horas en la estatal Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), a la vez que se manifestó en contra de un encuentro empresarial para impulsar la política neoliberal originada por el anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), a la que ha dado continuidad la administración de Alejandro García Padilla, del Partido Popular Democrático (PPD).

En la “Cumbre empresa privada y gobierno: socios para el progreso de Puerto Rico”, que se efectúa en un hotel del sector turístico capitalino del Condado, los trabajadores afiliados a la Utier rechazan la proyectada privatización de la AEE, que acelera la oficial de reorganización Lisa Donahue.

Contratada por una millonaria suma, Donahue dirige desde hace casi un año el proceso de reestructuración del ente público de electricidad, del que ya he planteado privatizar la generación de electricidad, donde se producen las mayores ganancias.

La AEE proseguiría con la distribución de la energía, que implica elevados costes de infraestructura y del área de mantenimiento.

La protesta de la Utier, a la que se han integrado otros gremios del sector público, como de maestros y del transporte colectivo del área metropolitana de San Juan, también implica el repudio a la reforma laboral que impulsa el gobierno de García Padilla.

Figueroa Jaramillo rechazó que se imponga a los trabajadores nuevos sacrificios, que implican reducciones en los derechos laborales adquiridos -en los que ya cedieron hace más de un año algunos ajustes y la congelación de aumentos salariares negociados-, mientras el gobierno favorece a los sectores económicamente poderosos.

El paro de 24 horas se ha conducido sin mayores incidentes, mientras los sindicalistas insisten en que para contener la crisis que experimenta el país, con una deuda pública de 72 mil millones de dólares no hay que “echar toda la carga sobre los trabajadores”.

Indicó que ante la grave amenaza para los trabajadores y trabajadoras afiliados a la Utier no le queda otra salida que luchar frente a los que “quieren llevarnos a niveles de extrema pobreza, y (consumar) el robo de nuestra industria”.

Se espera que esta semana el ejecutivo puertorriqueño remita a la Asamblea Legislativa un proyecto de ley para reorganizar la AEE, con el propósito de modificar la estructura administrativa y eliminaría cerca de la mitad de los puestos de confianza, entre otras medidas.

Uno de los argumentos para la reforma es que el alto costo de la electricidad se considera un obstáculo para su desarrollo económico del país, en el peor momento de su historia desde que Estados Unidos lo invadió en 1898.

Donahue ha anticipado, sin embargo, que como parte de la reforma posiblemente se incremente a 29 centavos el kilovatio hora, que en la actualidad es nueve céntimos menos.

La oficial de reestructuración de la AEE, que pertenece a la empresa estadounidense AlixPartners, ha insistido en la necesidad de incrementar el precio del consumo.

La realidad, según Figueroa Jaramillo, es que con la reforma anunciada se quiere garantizar a los acreedores la deuda de 9 mil millones de dólares que ha colocado a la AEE en la antesala de la bancarrota debido a los manejos interesados que han hecho las distintas administraciones del PPD y el PNP, que por los últimos 40 años se han alternado en el poder.

“Ya los trabajadores fuimos despojados de todos los derechos que adquirimos mediante el sacrificio de muchos compañeros que nos antecedieron, (por lo que) si el gobierno quiere superar la crisis, creo debe mirar a otros sectores”, manifestó Alexis Merced, presidente de la Unión de Trabajadores Unidos de la Autoridad Metropolitana de Autobuses, convocó a su matrícula a unirse a la protesta.

Según Merced, “un golpe al convenio de la UTIER es un golpe a todos los convenios laborales”.

“Quitarnos el bono de navidad, días de vacaciones y días por enfermedad es sólo hacerle un favor a los ricos; es seguir abriendo la brecha de las desigualdades sociales; es detener la economía”, asveró el sindicalista.

El presidente de la Asociación de Jubilados de la AEE, Ernesto Santiago Pérez, advirtió al gobernador García Padilla que la clase trabajadora y los jubilados del sector público, a los que también se han restado derechos adquiridos, están vigilantes ante las intenciones de privatizar la empresa estatal.

“Quieren robarse el país, promoviendo la privatización de los bienes públicos, desmantelando las agencias y corporaciones del Estado y cabildeando leyes para destronar beneficios y derechos laborales”, recalcó Figueroa Jaramillo.

Correo del Orinoco

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada. En Información al Desnudo queremos mantener un debate de altura, no se aceptan por lo tanto comentarios que incluyan; insultos, amenazas, xenofobia, lenguaje obsceno, enlaces externos o Spam.


*


Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.