Administradores de PR no hablan del terrorismo EEUU